Mi portal profesional donde publico mis prácticas y trabajos además de artículos relacionados con las artes, el diseño gráfico y la ilustración, centrándome en especial en la cartelería y la publicidad. También encontraréis información sobre recursos para diseñadores, referencias e inspiración

sábado, 15 de octubre de 2016

#ChangeCopyright: de mala publicidad y propuestas de ley

Sí, tenía en mente publicar un artículo sobre una artista pero el jueves saltó en mi TL la polémica con este tema y la verdad es que veía apropiado explicar más detalladamente y mejor qué es esto y por qué lo relaciono con el marketing. Ya tenía pensado comentar algo en este blog una vez me informase bien de qué iba todo esto, por afectarme teóricamente como creadora de contenido pero es que después de comprender el origen de la polémica... en fin, es que casi me ha regalado el artículo.

Es básicamente una historia más de cómo una campaña de publicidad y marketing mal diseñada te puede fastidiar pero bien.


¿Quién es Firefox?


Empecemos por el principio porque lejos de lo que creía, no todo el mundo los conoce. Es decir, sabemos que Firefox es un navegador de internet pero por lo que leí en el hastag, no todos tienen claro que Firefox no está desarrollado por una empresa privada, si no por una fundación sin ánimo de lucro. Es además, un navegador libre y desarrollado en código abierto, lo que quiere decir que cualquier persona que lo desee puede crear un nuevo navegador a partir del código de Firefox.

Por lo que pensar que tienen oscuras intenciones o que van a beneficiar a terceros tiene poco que ver con la filosofía que ellos practican

¿Qué es lo que quieren con su propuesta de #ChangeCopyright?


El 24 de Agosto de este año, se publica en el blog de Firefox (en inglés) una propuesta para la modificación de parte de la ley del copyright que permitiese adaptarlas a los tiempos que corren con el boom de internet, los smartphone... con el avance de la tecnología, en resumidas cuentas, que permite cosas que en 2001 (año de la última reforma) casi ni existían. Menciona algunas de esas actividades que aunque se practican habitualmente, con ley en la mano se consideran ilegales: la foto de la Torre Eiffel (tenía entendido que fotografiarla, pero al parecer también compartir en redes sociales), los memes o la imposibilidad de que un profesor no pueda proyectar en clase una película con fines educativos. Después, desglosa en resumidas cuentas cuales son sus proposiciones: permitir todo lo anterior, reducir los años en los que los derechos de autor siguen vigentes una vez fallecido el autor y por último, que no se censure el compartir enlaces, ni la creación de contenido.

¿Por qué es importante lo que proponen?


En primer lugar porque todos sabemos que es necesario que se modifique la ley y su propuesta, con polémica de por medio, ha puesto el debate sobre la mesa y eso es siempre importante. Razón no les falta si lo analizamos en profundidad. Pero sobretodo, al menos a mí, me ha servido para poner la atención en la cara oscura de este asunto, especialmente a partir de otro artículo en el que hablan de su propuesta y de otra más que ha salido de la UE y que se publicó el mes pasado, remarcando así la importancia del #ChangeCopyright.

Enrique Dans también lo explica en un artículo en el El Español pero lo que la UE pretende en resumidas cuentas, con la excusa de los derechos de autor, convertir internet en un estado policial por el que controlar lo que hacen y dicen los usuarios y penalizarlos por ello. Y con lo de hacer o decir me refiero a cualquier cosa y no a la piratería en particular, que es lo que se supone que deberían estar haciendo y así se les suele reclamar.

Porque esa es la cara oscura de la que hablaba y es que los políticos utilizan el copyright como telón de fondo para restringir los que son nuestros derechos de libertad de expresión, de información o de compartir el contenido que nosotros mismos generamos. Porque creo que sabéis, aunque no se aplique tampoco a rajatabla, que gracias a nuestra actual legislación este artículo puede ser censurado o incluso pueden decidir cerrarme el blog por el hecho de enlazar a diferentes artículos. E igual que hablo del mío, hablo de muchos otros... básicamente la mayoría. Porque nuestros blogs son también páginas de enlaces de contenido.

¿Suena absurdo? Sí. Pero así funcionan estas nuevas leyes. Por eso es importante el #ChangeCopyrigth pero haciéndolo bien

La importancia de la educación en el cambio.


Evidentemente lo que acabo de escribir es también otro ejemplo de un error que el ser humano tiende a cometer. Había una cita maravillosa que no recuerdo con exactitud ni de quién era, pero que venía a decir que si se invirtiera más en educación o se educase al hombre (más y mejor), las cárceles no serían necesarias. En el caso de internet, las redes sociales, creo que se puede aplicar igualmente.

Lo que quiero decir, y esto ya sí es una opinión personal, es que las leyes son necesarias y como he dicho, hacen falta cambiarlas si no en su totalidad, en gran parte de ellas, pero el Cambio debería de ir más allá de las leyes. Y es que haría mucha falta de una buena enseñanza a los más jóvenes... y no tan jóvenes.

Sobre qué se debería de enseñar o qué deberíamos de aprender se me ocurren muchas, muchísimas cosas, tantas que me darían para un sólo artículo: el respeto por el contenido ajeno de cualquier índole, la buena costumbre de citar al autor de la obra que has compartido o incluso enlazar a la obra original si has hecho alguna modificación (para un meme por ejemplo), el de ponerte en contacto con esa persona para avisarla de lo que vas a hacer, tener claro cual es el límite entre libertad de expresión y falta de respeto, leer una noticia y no emitir un juicio en base a un titular/tuit/comentario en Facebook que has visto, contrastar dichas noticias...

Todo esto que comento lo considero vital por la sencilla razón de que a veces me da la sensación de que internet se está desvirtuando cada vez más a cuenta de la hegemonía el click rápido -aprovechando que la mayoría no nos paramos a pensar en qué compartimos o qué estamos viendo- y de la deformación malévola de algunas de sus herramientas, como es el caso de twitter, para crear polémica o para dañar a terceras personas. Como he dicho antes, los políticos y otros señores piensan a corto plazo y creen que la manera de acabar con ello, es creando leyes restrictivas cuando las soluciones son desde luego muchas otras que pasan por la educación... y por el diálogo. Y son a medio-largo plazo, claro.

Entonces ¿cual es el problema de #ChangeCopyrigth?


Lo que ha pasado con la propuesta estos días atrás en redes sociales no es más que un ejemplo de lo que comentaba en el punto anterior. Al menos en parte: si alguien hubiera tenido curiosidad por buscar en Google algo más de información, poniendo por ejemplo “change copyright firefox”, le habría salido el artículo de Agosto como uno de los resultados. El primero de hecho.

busqueda Google change copyrigth firefox

Ahora bien, los usuarios no son los principales culpables de ignorar qué es lo que proponen exactamente si no que la culpa recae casi que única y exclusivamente en ellos mismos. O al menos, en permitir la campaña que se ha creado para la difusión de la propuesta.

Al parecer, a veces, cuando entras a internet desde el navegador Firefox sale en la parte inferior un mensaje que viene a decir algo así como que no puedes compartir una fotografía de la Torre Eiffel y que si quieres saber más y/o cambiar esa ley que lo prohíbe, que cliques en un enlace que te lleva a la página desde donde debes de firmar. Cuando estoy escribiendo este artículo no me sale dicho mensaje, sí que recuerdo verlo de pasada hace unos días cuando estaba probando una cosa en el navegador ya que habitualmente uso Chrome. Así que busqué la página por mi cuenta en Google. Es ésta.

El vídeo que encabeza la página web no me he molestado en verlo porque me habían dicho que no explicaba nada y me conformé con leer todo lo que había leído debajo. A medida que lo fui haciendo, me fui horrorizando y comprendiendo perfectamente el por qué había leído algunos hilos de tuits y por qué la gente estaba alarmada. Y es que en la página de la campaña se puede encontrar gran parte de lo que escribieron en el blog pero con un planteamiento muy equivocado.

Es además muy fácil de ver dónde está el error garrafal porque canta por soleares casi que a cada párrafo que lees, lo que además convierte la lectura de la página y de la propuesta en algo un poco tortuoso. 

meme gato changecopyright
¿Así como diablos te tomo en serio?

Sí, el error está en centrar la atención casi en exclusiva en el meme. Es el primero en mencionarse cuando se habla de los ejemplos de actividades ilegales, se pone como ejemplo (junto a los gifs) de “cultura moderna de internet” y se menciona en varias ocasiones a lo largo de la página, en el texto explicativo o en las citas de dudoso origen que han introducido también. Una de esas citas de hecho te invita a que firmes y lo hagas por los meses.

Y eso cuando en el texto original se menciona en una sola ocasión como ejemplo...


Por si fuera poco, no sé si en un intento de utilizar un lenguaje más coloquial o qué, han conseguido desvirtuar todavía más el mensaje, transmitiendo unas ideas que poco o nada tienen que ver con el proyecto, como es el siguiente párrafo que acompaña a la frase que llama cultura al meme, y que no dudo que sea la que más haya enfurecido a la gente. Con toda la razón además

Cada día, obras protegidas por los derechos de autor son remezcladas, reimaginadas y reutilizadas de maneras nuevas y creativas. Estos elementos se construyen sobre la base de otras ideas de tal forma que aportan nuevos significados a contenidos previos

¿Qué es exactamente lo que quieren decir con esto? ¿A qué obras derivadas está haciendo referencia? ¿A los fanarts? ¿A los memes que tanto mentan? ¿A los gifs?

Si se refiere a los fanarts, estoy de acuerdo: se crean muchísimos fanarts a partir de otras obras, la inmensa mayoría son verdaderas obras de arte y sí, técnicamente son ilegales aún cuando no hay ánimo de lucro.

Si se refiere a los memes, pues mi opinión es muy diferente. No me voy a rasgar las vestiduras tampoco porque al igual que muchas personas, soy la primera que acaba compartiendo en su Facebook o en su twitter memes de todo tipo. Es inevitable, es el click rápido del que hablaba antes. Pero tampoco puedo evitar acordarme -lo hice cuando leía los comentarios en twitter el otro día- de Ana Belén Rivero, humorista gráfica que de seguro conocéis, y que en los últimos meses denunció en sus redes sociales en varias ocasiones, que trabajos que ella compartía en Facebook o Instagram (especialmente el primero) acababan con la firma borrada, modificados y compartidos como memes en diferentes páginas que se dedican a esto. O en el peor de los casos, acababan como camisetas en páginas de personalizacion de diseño. Sin su permiso. 

Change Copyright, guía de internet, Ana Belén Rivero

Volvemos de nuevo a lo que escribía en el punto anterior: toda buena intención se queda en aguas de borrajas si no se acompaña de una educación con la que aprender de buenos hábitos y de evitar los malos para que tarde o temprano lo que le ha pasado a Ana Belén Rivero -y de seguro le ocurren a muchos más artistas- empiece a ser casi anécdotico y no la desgraciada cotidianidad.

Porque sí, lo de #ChangeCopyright no deja de ser una buena intención ahogada en un mal proceder. El texto original publicado en su blog era breve y conciso, normal por otra parte pues era el primero que se publicaba y la intención era la de transmitir una o varias ideas, una intencionalidad. Pero en una campaña que pretendía ser viral y con la que querías lograr el apoyo de muchas personas, las intenciones deberían ser si no más claras, al menos igual que en el texto inicial, y las ideas, haber sido desarrolladas o que menos que potenciadas. Todas y no una en concreto con la que sí, seguramente seduzca al público más joven (los nativos, millennials o los mil nombres que se inventan ahora) que está harto de interactuar con memes, gifs y demás elementos divertidos; pero no desde luego al resto de público, al que los memes y los gifs les da un poco más igual o a los tantos creadores que utilizamos Internet como plataforma de visualización.

Evidentemente la gente de Mozilla tienen claras estas ideas, mejor de lo que parece, mas está claro también que han sido mal aconsejados y/o desde luego, no tienen mucho conocimiento de publicidad, aunque suene increíble, si han aprobado esto.

¿Cómo se solucionaría algo así? Puesto que creo que cambiar toda la campaña es imposible lo más adecuado sería dejar a lo largo del texto, o al principio, o al final, los enlaces a su blog (tanto del texto original como el de la propuesta de la UE) o escribir un artículo nuevo donde desarrollar más ampliamente la propuesta, donde concreten y aclaren muchos de los puntos que ellos exponen. No sólo quiénes han reaccionado negativamente a la propuesta podrían cambiar de parecer si no que quiénes tienen dudas, como yo por ejemplo, por esa falta de claridad, podríamos animarnos a firmar lo que proponen.

Sé que este tema puede dar mucho más de sí y sé que termino con la sensación de que tal vez sea insuficiente, pero no quiero tampoco hacer un artículo demasiado pesado. Con el tiempo, sea ampliando este o publicando otros, es posible que vuelva a escribir de este u otros temas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...