Mi portal profesional donde publico mis prácticas y trabajos además de artículos relacionados con las artes, el diseño gráfico y la ilustración, centrándome en especial en la cartelería y la publicidad. También encontraréis información sobre recursos para diseñadores, referencias e inspiración

sábado, 4 de junio de 2016

Flat Design: de abusos y usos inadecuados

Cartel de la feria de Málaga de 2016

A diferencia de otras ocasiones, por esta vez, no voy a analizar detenidamente el que ha sido elegido como cartel de la Feria de Málaga de este 2016, si no que voy a profundizar en un tipo de diseño que nació para satisfacer unas necesidades y se está convirtiendo, con su abuso, en un estilo muy mal utilizado la mayor parte del tiempo.

Ese del que he hablado superficialmente otras veces pero que hoy os lo voy a presentar más debidamente...

Quiero así explicar de una vez y adecuadamente por qué muchos carteles son erróneos, además de denunciar el mencionado abuso de este estilo.

Qué es el diseño plano y para qué se utiliza


Es más conocido por su término inglés, flat design, y da nombre a un tipo de diseño que se caracteriza por elementos completamente planos, sin todo aquello que pueda darle al objeto una sensación de profundidad o de tridimensionalidad.

Un pack de iconos flat

El diseño plano nació hace no muchos años en un campo muy determinado del Diseño Gráfico: lo que se conoce como diseño responsive

¿Y eso qué es? En esta página web podéis encontrar una explicación más técnica y amplia, pero se trata de una manera de hacer diseño web, con la que se pretende que un usuario pueda consultar una página web desde un dispositivo móvil sin morir en el intento, con cargas lentas o mala visualización, por poner un ejemplo. 

Entonces, el diseño plano lo que permite es la posibilidad de crear diseños que puedan adaptarse fácilmente a cualquier tipo de pantalla, y elementos o imágenes que en cuanto a peso en kilobytes son muy ligeros y por tanto, más rápidos de cargar

Interfaz iOS actual Interfaz iOS antigua

Esta versatilidad y la evolución de la tecnología, ha hecho que el diseño plano sea necesario (o al menos recomendable) en otros campos del Diseño Gráfico. Otro gran ejemplo de uso del diseño plano, es el diseño corporativo. O por simplificar, los logotipos

El objetivo es prácticamente el mismo que el diseño web. El logotipo es una imagen representativa que va a ser muy utilizada en diferentes plataformas y soportes: desde papeleo necesario hasta el icono de la aplicación web de la empresa en cuestión. A menudo, será redimensionado y estará puesto sobre fondos de muy diferentes colores.

Es por eso que cuando se va a crear un logotipo, suele ser buena idea crear una imagen simple, a ser posible sin efectos secundarios de sombras o degradados y usando uno o como muchos dos colores. Diseño plano, claro.

Logotipo Google antiguo  Logotipo nuevo de Google flat design

Llegados a este punto, todos tenemos claro que es el diseño plano y para qué se utiliza. ¿Qué pasa entonces? ¿por qué hay un problema en el uso de este tipo de diseño?


Cuando el diseñador quiere ser artista

Tal y como he definido el diseño plano, éste puede ser una solución tan válida como las demás a la hora de llevar a cabo un trabajo.

Cartel película The Martian hecho por Shrimpy99 Cartel Interstellar hecho por Funk23

No necesitan ninguna explicación extra y se ve perfectamente bien qué están representando, además de comprobar perfectamente cómo se aplica el diseño plano en otro tipo de soporte que no sea el web o móvil.

¿Qué diferencian estos carteles a otros tantos que he criticado en este blog o el de la feria de este año?

Los conocimientos que tiene el diseñador gráfico sobre lo que está haciendo. Más concretamente, de cómo efectuar un diseño conceptual.

Ese es el principal problema que subyace tras carteles en diseño plano mal ejecutados: los diseñadores se olvidan de cuál es su verdadera labor y por motivos que desconozco -o al menos no con exactitud, ya que se me ocurren muchísimos- quieren llevar el diseño plano a un extremo aún más minimalista, rozando la abstracción y como consecuencia, se ponen a jugar con un diseño conceptual que en realidad, ni saben hacer e incluso dudo de que conozcan. Basta con ver los resultados.

Ahora bien ¿qué es el diseño conceptual y cómo se hace correctamente? ¿cómo se puede reconocer? Intentaré explicarlo brevemente y de la forma más clara posible. Empezaré con un ejemplo muy reciente

Cartel San Miguel #50añossiendoboquerones

Es el cartel del logotipo que presentaron la misma mañana que se supo cual era el cartel de la feria, hace unos días, y con el que están celebrando los cincuenta años que la cerveza lleva elaborándose en Málaga.

Lo he elegido porque es un diseño fácil de desmenuzar y explicar.

Para empezar, la representación gráfica del pez se visualiza sin ningún problema gracias a la impecable composición; la frase además deja claro qué estamos viendo. Ayuda a evocarlo.

Es un boquerón. Además de ser un pescado muy típico de Málaga, a los malagueños se nos suelen conocer como boquerones pero hay otros motivos por los que con casi seguridad, San Miguel ha elegido el boquerón.

Uno de ellos puede ser por la gastronomía: no veo nada más típico, tanto para el que vive aquí como el que viene de fuera, como una tapa de boquerones fritos o boquerones en vinagre, acompañada de una cerveza. Ellos piensan en la suya, claro.

Y otro, del que estoy más segura porque está representado aquí, es el futbolero: la cabeza del pez es nada menos que el escudo del Málaga C.F.

Aparte del hecho de que cuando hablas de boquerones, piensas en malagueños pero también en malaguistas, la cerveza San Miguel es patrocinador oficial del Málaga desde hace unos años, aparte del evidente apoyo que ha dado siempre al club. Es natural entonces incluirlos en este logotipo conmemorativo.

Botellin san miguel malaguista blanquiazul

¿Os habéis dado cuenta de todo lo que he dicho a partir de una imagen tan sencilla? Todo esto se podría haber representado con una terraza cualquiera de Málaga, con la catedral de fondo por ejemplo -o cualquier monumento representativo-, un plato de boquerones fritos en la mesa acompañado del botellín blanquiazul. O esta misma escena con una terraza de una ciudad en los años sesenta. Sin embargo, han sido capaces de sintetizar todo en una sola representación gráfica, a través de un logotipo.

Sí, exacto, esto es el diseño conceptual en su máximo esplendor.

Su principal característica, efectivamente, es que la composición está formada por una cantidad mínima de elementos. A ser posible, de uno solo o a lo sumo, dos, sin contar el texto.

Evidentemente no se escoge uno cualquiera, el que a ti te parezca. No. Se debe de elegir aquel que transmita por si solo todo el mensaje que quieres hacer llegar al espectador. Es justo aquí donde patinan la inmensa mayoría de diseñadores que se atreven con este tipo de trabajos.

Es algo que por una parte no entiendo. Estoy hablando del diseño de carteles pero el noble arte de expresar mucho en una sola imagen ya lo practicamos cuando estamos diseñando logotipos para otra persona o entidad, cuando diseñamos iconos para una aplicación móvil o para usar en una página web, o cuando trabajamos con señalética.

Por otro lado, puedo entender que dichas personas no sean capaces de hacerlo. No se les da bien y/o no suelen trabajar esos campos, aunque me resulte raro ya que es de lo que más demanda hay (sobretodo de los dos primeros). Tampoco descarto, como por desgracia suele ser habitual, que la persona a la que se le ha encargado el cartel... pues no se haya formado en esta profesión.

Claro que bien pensado, este razonamiento acaba perdiendo toda lógica. Si hay algo que no sabes hacer, tienes dos opciones: o no lo haces o si quieres o debes hacerlo... por lo menos, deberías informarte de cómo puedes llevarlo a cabo. Con internet, las posibilidades son infinitas.

Además, y siguiendo con la explicación, esa es la vía correcta a la hora de responder a la pregunta de ¿y cómo sé cual es la idea representativa de lo que quiero hacer y decir?

Investigar o explorar son las palabras claves. Internet es una gran fuente de información y sabiéndolo hacer, puedes encontrar todo lo necesario. Volviendo al olvidado -a estas alturas del artículo- cartel de la feria, basta con poner en Google "farolillos feria malaga" y estas son las primeras búsquedas que me salen.


Sencillo ¿verdad? El problema es que según recogía Diario Sur, la chica sabía que esos eran los colores representativos de la ciudad pero decidió renunciar a ellos porque quería "describir una fiesta de verano".

Un error que agrava aún más su propuesta, ya que la excusa de "es de fuera y no conoce la fiesta" pierde cualquier fuerza justificadora.

Anotación posterior: observando la siguiente propuesta de las muchas que han difundido por redes sociales, me he dado cuenta que su explicación además de perder fuerza, la retrata. Y es que ella decía que además de renunciar a los colores, había optado por una perspectiva opuesta a la del año anterior, usar una vista de abajo arriba, mirando los farolillos desde abajo...

Lo vi en este tuit
...y cómo podéis ver, ni siquiera en eso acertó, lo que me hace pensar en algo que la deja en peor lugar si eso era posible: no tiene ni puñetera idea de perspectiva y no se ha molestado en no cometer ese error. Y tiene mucho delito porque en las fotos se ve perfectamente cual es la perspectiva (con lo que realmente ni se ha molestado en mirar referencias en internet) y lo que es peor todavía: si el cartel lo ha hecho con Illustrator -cosa que ya dudo- no conocía esa magnifica herramienta que se llama... Perspectiva...

La explicación es otra que se puede adivinar, como comenté con el cartel del festival, observando los diseños de los últimos carteles elegidos para anunciar las diferentes fiestas: a alguien del Ayuntamiento le gustan los colores rojo, blanco y amarillo.

En cualquier caso ¿de qué forma podemos saber si el elemento que hemos elegido es el correcto? Pues cuando sacas la imagen del contexto en el que está o va a estar. Si por ejemplo vemos el cartel de la feria de la siguiente manera...

cartel de la feria de malaga 2016

...¿lo identificaría con la feria de Málaga? Independientemente de que ya sepas que es ese cartel... la respuesta es no. Los farolillos son unos elementos muy recurrentes de cualquier fiesta. Probad a buscar "farolillos de feria" y me contáis que os sale...


Sin embargo, si os digo que esta imagen pertenece a una representación minimalista del cartel de una película, sabéis de cual estamos hablando ¿verdad?


Como dije antes, este tipo de soluciones son tan válidas como cualquier otra, siempre que esté bien ejecutado el trabajo. Desgraciadamente ya hace tiempo que se ha convertido en un estilo muy recurrente, casi que el más utilizado

Alcanzo a entender que es con el que se invertirá menos horas de trabajo, que pueda ser el más apropiado para imprimir y el más fácil de adaptar a otras plataformas y soportes. Pero empiezo a ver también esto casi como respuesta más habitual del mundo del arte: después de tanto tiempo con diseños más tradicionales y figurativos, vamos a usar el diseño plano que queda más diferente y moderno.

No sé si la sensación que tengo es real y si de ser así, me pregunto si los que defienden esa postura son conscientes, como he dicho antes, de que somos diseñadores... y no artistas...

Dejo para terminar algunos enlaces de interés, para complementar información o las galerías de los artistas de los que he puesto trabajos aquí

Buenas prácticas para un flat design

Diseño gráfico plano o flat design

Diseño minimalista y algunos ejemplos

Shrimpy99 (autor del cartel de The Martian)

Funky23 (autor del cartel de Interstellar)

100 carteles minimalistas (donde podéis encontrar el del Titanic entre otros)

Actualización 13 de Junio de 2016


En Blog de Málaga he encontrado una votación popular para al menos una veintena de los más de cien carteles que se presentaron al concurso. Tal y como se puede comprobar, hay de todo: carteles mejores o peores, más modernos, más clásicos, pero desde luego, carteles mejor ejecutados que el elegido y más representativos de la ciudad. Aparte de que demuestran que se puede crear carteles sin recurrir a lo típico... o recurrir a lo típico y hacer un diseño moderno.

Es difícil elegir, hay muchos que me gustan bastante, pero si tuviera que elegir alguno, en consonancia a este artículo, creo que los dos más apropiados serían éstos:

  

Diseño plano en su máxima expresión pero ejecutado de manera maravillosa. El primero recurre a un elemento típico de la feria, la flamenca, y la funde con otros dos elementos representativos, esta vez de la ciudad: el mar y la farola, haciendo que el vestido emule a las olas. Bien observado, parece que la flamenca es en realidad una personificación de la misma farola, por el color del abanico que lleva en la mano.

En el segundo, se recurre a un método que ya he visto aplicado en diseños para estos concursos, concretamente para el otro, el del festival. Enmarca en la silueta de una peineta, la silueta a su vez de una ciudad, en la que destaca con un diseño algo más elaborado, los edificios simbólicos de la ciudad (Catedral, Farola, monumento a Torrijos, Teatro Cervantes) y detrás, sobre la ciudad, se aprecia la noria de la feria.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...