Mi portal profesional donde publico mis prácticas y trabajos además de artículos relacionados con las artes, el diseño gráfico y la ilustración, centrándome en especial en la cartelería y la publicidad. También encontraréis información sobre recursos para diseñadores, referencias e inspiración

jueves, 23 de junio de 2011

¿Quién necesita un Sleepy Hollow?

Hacía tiempo que no hablaba de este tema, de las verdaderas barbaridades que alguien puede hacer con un programa de diseño a mano. Y hoy tengo dos ejemplos para hacer pasar un poquito de vergüenza a los autores de dichos desastres.

El título viene a cuento de que los daños están hechos sobre humanos y porque viéndolos ¿quién necesita a un Jinete sin cabeza matando a la gente? Hay intentos de diseñadores (o simplemente un pringado al que le tocó trabajar sobre eso) que son bastante sanguinarios.

El primer caso además, quiso o fue mandado a hacer una triquiñuela que lógicamente no coló porque ciertamente, cuando lees el titular de la portada que La Razón sacó el 20 de Junio, un día después de las manifestaciones del día anterior... pues no prestas atención a la foto que lo acompaña.


Si la prestas, te encuentras entonces con semejante... corte de cabeza. Como si fuera efectivamente, el Jinete sin cabeza de la película (TT ese día por cierto, en twitter):


La gracia del asunto es que en La Razón quisieron dárselas de listillos e hicieron para mí, el más grande los ridículos. Porque como buenos imbéciles que son, quisieron echarle la culpa a los demás, por no contrastar las noticias (¡la sartén le dijo al cazo!) y luego, al programa... ni más ni menos que ¡¡Photoshop CS5!! Que bueno, como los programas no hacen las cosas solitas mientras me los rasco a dos manos, pues pasa lo que pasa. Y en vez de revisar el resultado, como buen profesional que se debe ser, publicamos la imagen resultante del montaje de la panorámica. Con lo cual, el desastre no se reduce a un simple corte de cabeza.


Pero como bien se evidencia en la imagen, el corte vertical correspondiente a ese corte y pega queda bastante lejos del señor que se ha quedado sin cabeza por culpa del espadón del Jinete tampón de clonar. Por lo tanto, lo único que han conseguido con esa explicación del asunto, es dejar su reputación por los suelos. Demostrando la poca profesionalidad periodística que tienen, intentando manipular una fotografía y la poca profesionalidad como diseñadores gráficos... o más bien ninguna, al demostrar que no tienen ni zorra idea de como se maneja el programa.

Sé muy bien que a día de hoy prima más tirar por lo bajo y si pueden empringar a cualquiera con el trabajo de diseñador gráfico por tal de no pagarle a uno de verdad, lo hacen. Lo triste es que a día de hoy, con Internet, se puede dar en este caso, un clic y salir tutoriales a patadas. De Photoshop, de Gimp o del que sea. Que así he estado aprendiendo yo por mucho tiempo.

Bien, aún no he terminado, aún queda un desastre más, que es poco más o menos igual que el anterior... bueno, peor, por el resultado. Gracias a Dios, no hay ninguna intención malévola en el intento. Simplemente no ser precavido.

Me he dado cuenta hoy al verlo por la tele, visto de refilón y luego lo he buscado en Youtube para confirmarlo:


Parando el vídeo en el segundo 6 nos daremos cuenta de que al que ha hecho el montaje... se le fue la mano borrando:


Debo suponer, que sabiendo que iba a salir debajo el cuadro de texto, decidió borrar la parte inferior de los cuerpos... pero si para algo están las capas es para superponer unas capas con otras y así, borrar lo que es necesario... ¡pero no todo! Es un anuncio que lo está viendo todo el país, no es algo puntual como pueden ser fotografías de revistas o carteles de cine que será visto en lugares concretos. Un spot que se va a haber con frecuencia y que si te fijas... se nota muchísimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario